Dengue, una de las indeseables enfermedades del trópico

Banner Faro Tours
Banner Faro Tours

Existen varias situaciones que no nos gustaría que sucedan cuando estamos de viaje, como por ejemplo que nos roben o nos accidentemos. Pero la que menos queremos es agarrarnos alguna enfermedad. Por Rocío Salinas.

Aunque no nos gustaría que suceda en ningún lugar, todas estas situaciones son mucho más difíciles de enfrentar cuando no estás en la comodidad de tu casa. He aquí una situación a la que nadie quiere enfrentar: el dengue. Esta enfermedad, que en nuestro país no es un tema común, en lugares como Tailandia, Brasil, Indonesia y México es pan de cada día.

En mis pasos por zonas tropicales he aprendido de todo un poco en cuando a bichos. Desde mosquitos hasta escorpiones. Pero dependiendo de los países que visitamos siempre debemos estar un tanto atentos a las cosas que pueden acontecer, pues nadie está libre y yo, por más precaución que tuve, no lo estuve.

En lugares como Panamá, no solo el gobierno mantiene vigilancias y penalizaciones en las casas para que no se produzcan o aumenten los focos del famoso y letal Aedes aegypti, también conocido como mosquito del dengue, fiebre amarilla, chikunguña, Zika y el Virus Mayaro. En México, ya se tiene más experiencia en cuanto al cómo enfrentar los casos y como sobrellevarlos y en Brasil, a pesar de tener más de 150 mil casos por año, aun no se ejerce mayor cuidado al respecto y es ahí donde me agarró.

Todo comenzó con un dolor de cabeza, me encontraba regresando de Jericoacoara, Ceará, en Brasil, pero no sé exactamente donde fue, pues el mosquito puede estar en zonas urbanas o semiurbanas. Básicamente puede haber sido en cualquier lugar y como a mí los mosquitos me pican más que otras personas no me di cuenta.

Al comenzar a sentir los mismos síntomas que había escuchado y leído del dengue, pregunté a un amigo que recientemente había estado con esta enfermedad. Él me dijo “anda al doctor cuanto antes”, y eso hice. Hasta hoy creo que esto es lo que me ayudó a sobrellevar de mejor manera esta odiosa enfermedad.

Rocío Salinas en Brasil - Sueños Viajeros

Rocío Salinas en Brasil – Sueños Viajeros

La prevención

Primero, si vamos a una zona de riesgo debemos utilizar siempre repelente y no confiarnos de que “no pasa nada”. En lo ideal buscar un repelente natural de la zona o uno creado especialmente para este tipo de insectos. Así tampoco estamos completamente seguros, estos mosquitos pican hasta sobre la ropa. Pero si eres una persona que normalmente es picada, quédate atenta, pues aún no existe una vacuna específica ni un medicamento para curar el dengue.

La transmisión

El culpable principal de la transmisión de este virus es el mosquito Aedes aegypti, específicamente la hembra infectada, que luego del periodo de incubación y cuando aparecen los primeros síntomas, quien esté infectado puede transmitir el virus a otro mosquito.

A diferencia de otros, éste se alimenta de tu sangre durante el día, por lo que hay que estar mucho más atento en las mañanas que en las noches, pues en este tiempo ellas pueden picar a muchos.

Los síntomas

Si ya fuiste picado, comienza a estar atento a los síntomas. Es muy común confundirlo con una gripe, por lo que es muy importante no automedicarte. Consumir antinflamatorios con este tipo de enfermedades puede ser mortal. La aspirina o ibuprofeno, puede llevar a que generes un dengue hemorrágico o grave con mayor rapidez, el cual es el más complicado de los dengues.

Los síntomas más comunes son fiebre —alta y en aumento—, dolor en los ojos, pérdida del sabor y apetito, dolores musculares y de cabeza, y en algunos casos vómitos. Así que si tienes algún síntoma, no lo dudes, no te auto-mediques, ve al médico para estar seguro y comienza en cuanto antes el tratamiento.

Dengue - Sueños Viajeros

¡A cuidarse para evitar el dengue! – Sueños Viajeros

Estar con dengue es complicado: debes tener reposo absoluto, sudas todo el día y a veces sientes que tienes hipotermia, no quieres comer, solo puedes hidratarte y tomar paracetamol o dipirona y además comienzan a aparecer otros síntomas, como manos extremadamente hinchadas, manchas rojas, picazón, etc. Los días se hacen eternos, pero debes seguir las recomendaciones al pie de la letra. Estés internado o no. En mi caso fue un poco complicado, pues me inyectaron sin aún tener los resultados que indicaban que tenía dengue, sufrí la crueldad de la atención pública en Brasil, estuve muchas horas en el hospital, donde aunque me veían tiritando me negaron una simple manta, incluso había una chica en silla de ruedas que me quería ayudar y las enfermeras no la dejaron y muchas otras cosas que no comentaré para que mi familia no se desespere y no me dejen encerrada la próxima vez que quiera viajar a un país tropical. Fue complicado al principio pero fue una rápida recuperación, mis plaquetas estaban estables, bajó la fiebre, pero todos los organismos son diferentes.

Existen 4 tipos de dengue, y una vez que tienes uno, quedas inmune a ese tipo, pero cada vez corres el riesgo a que desarrolles las hemorragias con mayor facilidad. Es normal que luego de esto quedes un poco “traumado”, pues no quieres volver a padecer estos síntomas y menos aún quieres probar “si la cuarta es la vencida” como dice la gente.

Unos días luego de mi recuperación total, no sólo me volví cada vez más exagerada con el repelente, sino que también andaba viendo mosquitos por todos lados y lo único que quería era volver a casa. Pero aún no nace el mosquito que me quite las ganas de seguir descubriendo los hermosos lugares que existen en este mundo. Solo nos queda ser precavidos, seguir recomendaciones de los expertos y si nos toca… dar la lucha.

Rocío Salinas - Sueños Viajeros

Conoce más sobre Rocío Salinas pinchando acá – Sueños Viajeros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Lugar:

Brasil

Intereses:

Gente Historia Playas

Comentarios