Conoce la historia de Carolina y Matías, una pareja chilena que recorre el mundo con sus hijos

Banner Faro Tours
Banner Faro Tours

Carolina y Matías son una pareja de viajeros chilenos que llevan más de 30 países recorridos, 8 de los cuales han conocido con sus dos hijos, Lucas y Paz. ¡Y hace más de un año dejaron todo por cumplir su sueño viajero!

En Faro nos encanta inspirar y motivar a más personas a cumplir sus sueños viajeros y por eso, conversamos con Carolina y Matías, creadores de “Criando ando viajando”, quienes nos contaron su experiencia recorriendo el mundo en familia y combinando sus tres pilares fundamentales: los viajes, el cuidado del medio ambiente y la crianza respetuosa.

1. Cuéntenos su historia viajera, qué los motivó a viajar y cuándo partieron la travesía.

—Viajar es algo que nos apasiona a ambos, recorrer nuevos lugares, conocer distintas formas de ver la vida, “exponer” tu mente a “bombardeos” de información, de paisajes, de culturas, de historias, de olores distintos es algo que nos motiva día a día a seguir adelante con nuestros viajes.

Hemos sido “viajeros” desde siempre, antes de empezar esta travesía, que nos tiene hoy en una nueva ciudad, habíamos viajado solos, “mochileando”, en pareja, de vacaciones con los niños, embarazada, etc, pero nos quedaba pendiente un sueño: un viaje largo en familia. La idea de vivir viajando, de disfrutar con nuestros hijos la aventura de recorrer juntos, de mostrarles el mundo no nos dejaba de rondar en la cabeza, hasta que un día dijimos: “Esto ya no lo podemos parar. Todos los días hablamos lo mismo, ya no hay vuelta atrás, ¡tenemos que hacerlo!”. Así en el año 2016 empezamos a averiguar de familias viajeras, empezamos a ver blogs de viajes y conocimos a la familia Zapp, una familia argentina que lleva ¡17 años viajando junto a sus 4 hijos! Les escribimos y nos respondieron: “Pongan fecha y listos o no parten”. Y eso hicimos: compramos pasajes a San Francisco, Estados Unidos luego de esto ya no había vuelta atrás.

Ahí empezó una nueva etapa: empezar a vender muebles, auto, todo lo que teníamos (menos el departamento) para financiar parte de esta aventura, contar a los amigos, a la familia, renunciar al trabajo, explicarles a los niños, etc. Varios nos consideraron “muy arriesgados”, pero a diferencia de lo que pensábamos nadie nos juzgó, es más, mucha gente nos decía “qué bien, a mí me encantaría hacerlo, pero no sé si me atrevería o podría”. Recibimos pura buena onda de amigos, familia y conocidos.

A medida que se acercaba la fecha, los nervios y el miedo a la incertidumbre aumentaban, pero tratábamos de no pensar mucho en eso y sólo nos enfocamos en los preparativos del viaje. ¡Fue harto trabajo! Y al fin llegó el día dónde, finalmente no partimos a San Francisco, sino que nos bajamos en la escala de nuestro vuelo en Miami (todo se dio naturalmente para que empezáramos el viaje en ese lugar) y ahí empezamos felices esta gran aventura.

Carolina y Matías - Sueños Viajeros

¿Te animarías a recorrer el mundo en motorhome? – Sueños Viajeros

Recorrimos en motorhome el estado de Florida, saliendo del circuito turístico tradicional, llegamos hasta Key West. Luego tomamos vuelo a Costa Rica —país que ya habíamos visitado en pareja antes— lugar que consideramos ideal para ir con niños, tranquilo, turístico, y muy distinto a nuestro hábitat natural, un verdadero zoo al aire libre, un país que es una reserva natural dónde disfrutamos como niños este lugar y nos quedamos por tres meses.

Luego de Costa Rica sacando cuentas nos dimos cuenta de que si seguíamos así poco nos iba a durar el dinero. Así que decidimos volver a Chile a comprar una motorhome, la arreglamos entre los 4 y partimos rumbo al norte sin destino, sin metas ni expectativas sólo con la intención de vivir la experiencia disfrutando el presente, cuando salimos no sabíamos si íbamos a llegar a Bahía Inglesa o a Colombia. Sólo partimos.

Y fue lejos lo mejor que pudimos hacer, dejar de lado el perseguir una meta, dejar de lado el tiempo, dejarnos llevar por la vida. ¡Qué bien se siente! Vivimos recorriendo en nuestra casa rodante varios meses hasta que lentamente llegamos a Arica, lugar donde estamos ahora. Nos encantó esta ciudad tranquila, con buen clima, diversa, con playas, su carnaval andino y gente cálida. Y decidimos quedarnos un tiempo acá, hacer una pausa. Pero antes de “establecernos” viajamos al Lago Chungará y a Perú en bus con los niños, pasando por Tacna, Arequipa, Cusco y Machu-Picchu (un sueño viajero para Lucas).

2. ¿Cuál fue el primer destino con sus hijos? ¿Por qué escogieron ese lugar?

—Nuestro primer destino con hijos fue con Lucas “en la guatita” a Brasil. Pero el primer destino con Lucas de 1 año y 3 meses fuera del país fue a República Dominicana. Fue lejos nuestro viaje más planificado, como papás primerizos y preocupados ¡queríamos tener todo bajo control! Así, que averiguamos los hoteles más adecuados para ir con niños, los itinerarios, reservamos todo con anticipación. ¡Cómo nunca! Pero aún así nos salimos del circuito turístico, arrendamos auto y partimos a Boca Chica, las cuevas de las Maravillas y a Santo Domingo. Disfrutamos mucho este primer viaje, fue muy distinto a los anteriores, pero ver disfrutar a tu hijo de las mismas cosas que disfrutas tu es algo impagable.

Carolina y Matías - Sueños Viajeros

Recorriendo República Dominicana en 2013 – Sueños Viajeros

3. Muchos temen viajar con niños, ¿cómo han sorteado los inconvenientes diarios y qué le dirían a los viajeros que quieren salir a recorrer el mundo en familia?

—Nosotros partimos con muchos miedos que se fueron disipando en el camino cuando nos fuimos dando cuenta que la gente es buena, que con niños te ayudan mucho más, que en todas partes hay servicios médicos, que los niños tienen una capacidad de adaptación y asombro infinita, que en todas partes del mundo viven niños y la mayor parte del tiempo nada les pasa, que las noticias no son buenas consejeras a la hora de ir a recorrer el mundo… en fin.

Obviamente no todo es color de rosa, y cuando estás con la mochila al hombro con 38 grados y una pataleta hay que contenerse, respirar profundo y pensar que hay que contenerlos emocionalmente, ayudarlos a entender sus emociones, mostrarles los inconvenientes como parte de la aventura y motivarlos a buscar soluciones. Ellos tienen respuestas mágicas que sin duda te dejaran con una sonrisa en el alma.

Por ejemplo, un atraso en el aeropuerto por condiciones climáticas puede ser una buena instancia para explicarles sobre fenómenos de la naturaleza en vez de quejarse. Los niños aprenden a tomarse las cosas de acuerdo con el ejemplo que les damos.

Sorteamos los inconvenientes diarios con mucha paciencia y amor entendiéndolos y conectándonos con las emociones de ellos. Y para los incidentes más prácticos como enfermedades o accidentes, si vas fuera del país es recomendable viajar con un seguro médico internacional, ir a controles pediátricos antes del viaje para asegurarse de que tengan todas las vacunas y tomar todas las precauciones sanitarias. En general, si tus hijos son sanos no se presentan mayores dificultades, es más viajando se han enfermado mucho menos que durante un invierno en Santiago.

Otros consejos que podríamos dar son:

  • Adaptarse a sus tiempos, ir sin apuro y no pretender conocer todo. Por ejemplo, ya no recorremos 3 lugares al día sino uno o incluso uno cada dos días, ya que ellos también necesitan tiempo para ir decantando toda la información que les va llegando y lógicamente se cansan también. En este sentido, buscar lugares de acuerdo con los intereses de cada niño es fundamental, así ellos disfrutan, aprenden de lo que les interesa y los haces participes del viaje.
  • Viajar con pocas cosas. En el mundo globalizado que vivimos todo lo encontraras en todos los lugares, lo imprescindible es un botiquín con los medicamentos que cada niño toma. Llevar un set de juguetes pequeños pero versátiles que les sirva para hacer muchas cosas como legos, plasticinas, juegos didácticos de mesa, papeles para cortar, lápices y hojas.
  • Ir de menos a más. Si te entusiasma la idea, pero te da miedo (a nosotros nos pasaba y mucho) parte por tu país, por un lugar no tan lejano, o por un periodo corto, probablemente termines más lejos de lo que tú mismo creías.
Carolina y Matías - Sueños Viajeros

Lucas conociendo la naturaleza – Sueños Viajeros

4. Lucas tiene 5 años y Paz 2, ¿cómo ven la educación formal en un futuro? ¿Qué han aprendido viajando desde tan pequeños?

—El tema de la educación era un “temazo” para nosotros, y es una de las razones por las cuales partimos este viaje antes de que iniciaran la educación básica. Ellos en el viaje han aprendido un montón, en ese sentido creemos que un viaje es una fuente de aprendizaje vivencial que quizás ningún jardín infantil les dé.

Las capacidades que más han desarrollado son la capacidad de adaptación, de no juzgar ni prejuzgar, de desenvolverse en cualquier medio ambiente con personas de distintas etnias y estratos sociales sin ver las diferencias. Por otra parte, la creatividad es algo que han desarrollado enormemente, al no tener tantos juguetes que les den estímulo. Ellos han aprendido a entretenerse con cualquier cosa, unas piedras, unos cocos y van armando su juego simbólico.

Asimismo, el aprendizaje emocional es algo que han desarrollado enormemente. Un viaje es como la vida, es reírse, pasarlo bien, felicidad, asombro y también penas, angustias, miedos ellos han aprendido a reconocer cada una de estas emociones y al ver a sus padres reconociéndolas y enfrentándolas es algo que les ha ayudado mucho a saber como ir manejando estas emociones en ellos.

Nos dimos cuenta de que hay algo que nos costó más entregarles mientras estábamos en constante movimiento y es el tema de la socialización con sus pares, al estar moviéndose mucho no podían crear lazos duraderos. Es una de las razones por la cual ahora estamos optando por otro tipo de viaje más lento e ir viviendo en cada lugar, así ellos también pueden ir al jardín o colegio y tener la experiencia de compartir con amiguitos. De hecho, ahora están en el colegio y se han adaptado muy bien, van contentos. En este sentido para nosotros es importante la educación formal, como espacio de socialización, pero no por esto descartamos la posibilidad de hacer homeschooling o worldschooling durante algunos años de su periodo escolar.

Carolina y Matías - Sueños Viajeros

¡Aprendiendo el día a día! – Sueños Viajeros

5. ¿Cuál ha sido su destino favorito del viaje y por qué?

—¡Difícil elegir sólo uno! Cada destino ha tenido su gracia y nos ha encantado. Nosotros ya conocíamos el norte de Chile, sin embargo, ahora que lo recorrimos en profundidad ha sido totalmente distinto y nos ha encantado, hemos hecho voluntariados informales en el camino, hemos conocido personas muy diversas, en ese sentido ha sido un viaje muy experiencial y en eso ha radicado su gracia.

Pero si pensamos en un lugar que nos ha encantado a todos como familia y que muchas veces extrañamos es Costa Rica, su clima, su gente, su biodiversidad, su naturaleza y cultura ecológica es algo que nos encanta de este país.

Encontrarse con iguanas en tu balcón, con monos en tu terraza, con osos perezosos en tu patio y hasta con un jaguar negro en la carretera es algo impagable. Eso si hay que admitir que hay que armarse de paciencia para recorrer en auto o bus Costa Rica, a veces ¡200 km en 12 horas! Eso sí, con un espectáculo de paisajes y varias paradas en el camino para ver a los monos.

Carolina y Matías - Sueños Viajeros

Recorriendo Costa Rica – Sueños Viajeros

6. ¿Qué diferencias ven de viajar solos y luego viajar con hijos?

—¡Que teníamos tiempo para aburrirnos! (ríe). Ahora es imposible, el tiempo se nos va volando. Cuando viajábamos en pareja era mucho más “aperrado” íbamos con las mochilas y sin mucha planificación, ¡nunca tomamos ni un seguro! Ahora en cambio vamos con vacunas, con seguro, y con los destinos ya más averiguados.

Antes había más salidas de noche, nos acostábamos más tarde, ahora a las 9 de la noche ya estamos contando cuentos para dormir. También solíamos recorrer más lugares, hacer más caminatas y actividades deportivas, ahora hay menos movimiento, pero más tiempo en la playa jugando con arena y bañándose. Las caminatas son más lentas pero más contemplativas, aparte de ir enseñando en el mismo camino, nos hemos convertido en profesores en terreno. ¡Hartos cambios! Pero cada etapa ha tenido su gracia y la hemos disfrutado.

Carolina y Matías en el desierto florido - Sueños Viajeros

Carolina, Matías, Lucas y Paz en el desierto florido – Sueños Viajeros

7. ¿Cómo fue viajar estando embarazada? ¿Cómo fue el día a día, los antojos y los controles médicos?

—Hemos viajado durante el embarazo de Lucas a los 6.5 meses y de Paz a los 7 meses. Y han sido buenos viajes, hemos tenido buenos embarazos lo que nos ha permitido movernos con facilidad.

Durante los dos embarazos hemos ido a Brasil, y no hemos tenido ninguna complicación médica durante estos viajes. Eso si antes de viajar vamos a control médico para viajar con la autorización correspondiente, y también al llegar a Chile otra vez vamos a control. Aparte de cuidarse con la alimentación, con la hidratación, no comer nada crudo en la calle, mucha frutas y verduras, etc.

Han sido viajes mucho más tranquilos, y muy lindos llegar a conectarte con tu bebé en la pancita. Por ejemplo, tanto Lucas como Paz se movían como locos cuando estábamos en el mar.

¡Y los antojos! Como los dos viajes han sido a Brasil en ambos viajes tuve antojos de acai. Todas las mañanas un acai de tigela para comenzar el día. ¡Después al llegar a Chile andábamos buscando acai por todo Santiago!

Carolina y Matías - Sueños Viajeros

Carolina y Matías con Lucas en la pancita – Sueños Viajeros

8. ¿Qué familias viajeras son sus referentes en el mundo de los travelbloggers?

—Sin duda, nuestra familia viajera favorita y gran inspiración, aparte de ser una familia que nos ha apoyado con consejos y de la cual estamos muy agradecidos, son la familia Zapp de Argentina. Ellos son unos grandes inspiradores para todas aquellas familias que viven viajando con hijos, partieron el año 2000 en un auto de 1920 rumbo a Alaska y en el camino nació su primer hijo, luego los viajes siguieron y sus otros tres hijos nacieron en ruta. Son un gran ejemplo de que viajar con niños no sólo es posible, sino que una de las experiencias más lindas que puedas tener junto a quienes más amas.

Otros viajeros que admiramos mucho y le tenemos un aprecio especial, son a Claudia y Cristián de “De Alaska a Patagonia”  ya que ellos nos motivaron y nos dieron un gran empujoncito antes de salir.

9. ¿Cómo van generando ingresos económicos durante el viaje?

—Nos hacen mucho esta pregunta y la verdad que es súper válida, no somos millonarios ni tenemos auspiciadores. Todo lo que hemos gastado ha salido de nuestro bolsillo a punta de esfuerzo, porque para hacer este viaje ahorramos un montón, somos muy austeros lo que nos permite ahorrar, no gastamos mucho en ropa ni menos en marcas. Lo que ahorramos más parte del dinero de la venta de los muebles, autos y cosas que teníamos en Santiago nos ha permitido viajar hasta ahora.

Matías es surfista e Ingeniero Civil especialista en marketing y manejo de datos estadísticos, por lo cual le es más fácil trabajar en proyectos a distancia, y yo (Carolina) soy Psicóloga y me encanta escribir.

Actualmente, estamos haciendo una pausa en Arica también para trabajar desde nuestras profesiones e intereses, y así generar nuevamente recursos que nos permitan seguir viajando, aparte de tratar de ser un aporte desde nuestros conocimientos. De esta forma, también enseñamos a nuestros hijos valores como el esfuerzo a la hora de ir por los sueños.

Es cierto hay que tomar un riesgo financiero porque para iniciar un viaje largo se debe tener un capital inicial para partir (que no tiene por qué ser mucho dinero), pero asumimos el costo económico que implica el viaje en pos de cumplir un sueño y de vivir una experiencia familiar inolvidable. Si lo vemos de este modo: los trabajos generalmente tienen 20 días al año para esas anheladas vacaciones familiares, pero un viaje de un año en familia equivalen a ¡18 años de vacaciones familiares normales! Tenlo en cuenta a la hora de decidir, porque lo que van a ganar en experiencia simplemente no tiene precio, por lo tanto es un beneficio infinito que ningún negocio o trabajo podrá alcanzarlo.

Carolina y Matías - Sueños Viajeros

En 2004 con el Coliseo Romano de fondo – Sueños Viajeros

10. ¿Qué les dirían a quienes quieren emprender un viaje pero aún no se atreven a hacerlo?

—Que no hay momento perfecto para iniciar una aventura así, por lo cual no se queden esperando a que todo esté resuelto para empezar a cumplir sus sueños. Que llegado el momento listo o no, con miedos e incertidumbres hay que partir igual.

Que todo se inicia con el primer paso, con poner una fecha, que no importa que tan exótico sea el destino o que tan lejos es, o cuantos países son, que lo importante es que estas cumpliendo tus anhelos junto a tu familia.

Que la vida es corta y la infancia de tus hijos más aún, salgan y disfrútenlos, ya que probablemente sean los años y los momentos más felices de sus vidas que quedaran marcados para siempre, más que un juguete, más que un videojuego. Los momentos compartidos, las experiencias con quienes amas es lo que recordarás en unos años más.

Que la vida no es blanco y negro, cuando tomas una decisión de hacer algo siempre ganas y pierdes. Por ejemplo, en un viaje los niños ganan mucho en su relación como hermanos, pero se pierde en relación con sus pares. Por este motivo es importante, según nosotros, es que debe haber un objetivo familiar en el viaje. Si para ustedes como familia es importante la socialización de sus hijos se puede viajar estableciéndose más de tres meses en un lugar fijo y recorrer alrededores, y después moverse, si por el contrario quieren que sus hijos aprendan de entornos diferentes y culturas distintas hay que hacer un viaje más dinámico. Tampoco debemos olvidar nuestros propios objetivos, para que el viaje logre un equilibrio entre todos los integrantes de la familia.

Carolina y Matías - Sueños Viajeros

Viajar en familia es posible – Sueños Viajeros

11. ¿Qué travesías se vienen para los próximos meses?

—Para los próximos meses recorrer los alrededores de nuestra nueva y querida ciudad: Arica. Pensamos quedarnos un tiempo acá para juntar recursos, los niños están yendo al colegio, nosotros trabajando. Queremos estar acá uno o dos años, y aprovechar de recorrer bien esta zona: los pueblos altiplánicos, algunos lugares de Bolivia y si andan mejor las finanzas quizás un poco más lejos, pero volviendo a Arica. Aprovechar también nuestra estadía en esta ciudad para ir a los carnavales andinos, a las distintas festividades típicas de la zona para así ir conociendo las tradiciones y cultura de nuestro alrededor.

Y para los próximos años, partir de nuevo un viaje largo esta vez a recorrer Oceanía y Asia. Sin embargo, todo depende como se vayan dando las cosas, algo que hemos aprendido es que muy poco es el control que tenemos de la vida, somos partidarios de esforzarse por lo que queremos, pero también de dejar espacio para que la vida fluya.

Carolina y Matías - Sueños Viajeros

¿Te animarías a tomar tus maletas y viajar en familia? – Sueños Viajeros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Comentarios