WiFly: internet rápido y seguro en cualquier lugar del mundo

 

Para probar el equipo de internet portátil de WiFly, una integrante del equipo Faro Travel viajó a Nueva York con un dispositivo. ¡Esta fue su experiencia!

 

Con dos grandes maletas y bien abrigados, partimos a disfrutar los últimos días del invierno neoyorquino. Teníamos dos semanas por delante y miles de lugares que visitar en nuestra lista de imperdibles.

Después de varias horas de vuelo, y bastante cansados, aterrizamos por fin en el famoso aeropuerto JFK, donde por suerte todo estaba muy señalizado. El caos comenzó cuando llegamos al metro y nos percatamos de que éste no tiene dos, tres o diez líneas, sino 24, las cuales dan vueltas por todo Manhattan y sus alrededores.

Nueva York, Estados Unidos

Nueva York fue la ciudad perfecta para probar el sistema de WiFly

Teníamos la dirección del lugar en el que nos quedaríamos, pero no sabíamos cómo llegar. Así que decidimos estrenar nuestro equipo de WiFi portátil, que gracias a WiFly nos salvaría de varias durante todo el viaje. Prendimos el aparato y en menos de un minuto ambos conectamos nuestros celulares, gracias a lo cual pudimos comunicarnos con la persona que nos recibiría. Durante todo el trayecto nos fuimos mirando el mapa en línea, para empezar a ubicarnos en la Gran Manzana.

Si bien es cierto que cada día es más fácil encontrar WiFi, nosotros no queríamos arriesgarnos a los típicos fraudes de las redes abiertas, por lo que andar con un dispositivo de WiFly fue la mejor opción para mantener todos nuestros datos bien seguros. El equipo capta las señales de internet de las diferentes compañías móviles del país y elige la mejor y más rápida de todas, entregando hasta cinco conexiones. Eso sí, no hay que separarse más de 15 metros del aparato, pues se pierde la señal.

WiFly

El dispositivo es pequeño y fácil de utilizar

Como teníamos bastante tiempo para recorrer con calma, hicimos todos los recorridos por nuestra cuenta sin ningún tipo de tour; ¡éramos nuestros propios guías! En la noche planeábamos lo que haríamos al día siguiente y al partir la jornada sabíamos cuál sería nuestra primera parada. Para esto también fue muy útil tener internet en cualquier parte, ya que podíamos cambiar de ruta fácilmente, llegar directo a donde queríamos, buscar en el mapa los miles de datos que nos dieron antes de partir y tener acceso a toda la información disponible en internet sobre los lugares de interés donde nos encontrábamos.

A pesar de que tuvimos que preocuparnos de cargar el dispositivo todas las noches (junto con la cámara y el celular) y de acordarnos todas las mañanas de meter el dispositivo en la mochila, además de todas las cosas que llevábamos, fue de gran ayuda contar con internet ilimitado en todo momento. ¡Así logramos comunicarnos constantemente y mantuvimos al tanto a nuestras familias y amigos de la experiencia que estábamos viviendo!

Celular

El dispositivo puede repartir señal hasta para cinco conexiones

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Intereses:

Review

Comentarios