Ciclo de Relatos Viajeros 2017 ¡Encuentra toda la información aquí!

Regístrate en Faro y comparte tus sueños viajeros!

Madrid en 48 horas

 

Es una de las ciudades más caminables del mundo, lo cual es una suerte cuando sólo se tienen dos días para conocer sus mejores encantos.

 

Para muchos latinoamericanos, Madrid se ha transformado en la puerta de entrada a Europa y, por lo mismo, en una pasada obligada. Pero lo cierto es que, para disfrutar esta ciudad como corresponde, habría que dedicarle meses.

Si te ti depende, planifica tu itinerario para dedicarle mucho más que dos días. Pero si, a pesar de todo, sólo tienes 48 horas para conocer la capital española, pon atención, porque en Faro Travel te mostramos la ruta ideal para que no te pierdas sus rincones más lindos.

Madrid, España

Por donde se mire, hay rincones espectaculares en Madrid

Día 1

Porque toda visita a Madrid debe comenzar en el kilómetro cero, dirígete a la Puerta del Sol, el centro del centro de la capital española. Desde ahí camina por la Calle del Arenal hasta llegar al Pasadizo San Ginés, donde encontrarás la Chocolatería San Ginés, famosa por tener los mejores churros con chocolate caliente de toda la ciudad.

Con el estómago lleno (y el corazón contento), sigue caminando por la Calle del Arenal hasta llegar al Palacio Real de Madrid, en cuyos alrededores se encuentra la Catedral de la Almudena y un sinfín de jardines increíbles. Si tuvieras que elegir uno de ellos, definitivamente te recomendaríamos los de Sabatini, desde donde tendrás espectaculares vistas de Madrid.

Palacio Real, Madrid, España

Palacio Real

 

Si sigues caminando por la Calle Mayor, llegarás directamente hacia la Plaza Mayor, uno de los epicentros con más actividad de todo Madrid. Si bien está llena de restaurantes, la mayoría te cobrará mucho por un solo plato; por eso, es mejor pasar la hora de almuerzo en el Mercado de San Miguel, donde por el mismo dinero disfrutarás de varias degustaciones de los platos típicos de España.

Por la tarde, lo mejor es recorrer las pequeñas callecitas del centro, donde encontrarás muchísimo comercio y actividad a la hora que vayas. Si prefieres las tiendas más típicas de Europa, dirígete hacia los alrededores de la Puerta del Sol.

Cuando comience a atardecer, elige alguno de los bares, siéntate en las mesas de la calle y pide unas cañas. Verás que junto a tus cervezas llegarán platos con tapas, las cuales serán completamente gratis en la mayoría de los lugares.

Mercado de San Miguel, Madrid, España

Mercado de San Miguel

Día 2

Comienza tu día con un desayuno de campeones en el Museo del Jamón, con una exquisita bocata de jamón serrano con queso. Desde ahí puedes caminar por Carrera de San Jerónimo hasta la Fuente de Neptuno, o bien tomar el metro hasta la estación Banco de España.

Como sea, llegarás de todas maneras hasta el Paseo del Prado, el lugar ideal en caso de que quieras visitar alguno de los clásicos de Madrid, como el Museo Nacional del Prado o el Thyssen-Bornemisza, además de admirar la famosa Fuente de Cibeles, una fotografía obligada en la ciudad.

Fuente de Cibeles, Madrid, España

Fuente de Cibeles

 

Para la hora de almuerzo, compra algunas cosas para comer en un supermercado o almacén y camina hacia el Parque del Retiro. Conocerás la laguna, el Palacio de Cristal y muchísimos senderos para escaparte durante un par de horas del ajetreado Madrid.

Cuando quieras salir, hazlo por la Calle de Alfonso XII, que te llevará directamente hacia la imponente Puerta de Alcalá. Desde ahí, tras caminar un par de cuadras, habrás llegado a la Gran Vía, una avenida llena de teatros, tiendas y restaurantes, donde podrás pasar horas sin darte cuenta, hasta terminar éste, tu segundo día en la maravillosa capital española.

Parque del Retiro, Madrid, España

Parque del Retiro

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Comentarios