Ciclo de Relatos Viajeros 2017 ¡Encuentra toda la información aquí!

Regístrate en Faro y comparte tus sueños viajeros!

Cómo reconocer a un chileno en el extranjero

 

Es cierto: estamos en todos lados. Dondequiera que viajes, siempre te vas a encontrar con un compatriota, y muchas veces la forma de identificarlos será muy particular.

 

Cualquier chileno es capaz de distinguir a un compatriota a la distancia. La forma de caminar, hablar e incluso tomar son capaces de evidenciar nuestra procedencia. Y eso, por mucho que no queramos asumirlo, nos pone felices. Porque, ¿cómo no va a ser insólito escuchar un “¡buena, hueón”! caminando por Tokio, estando arriba de la Torre Eiffel o andando a camello por Egipto?

En honor a todos estos encuentros fortuitos hicimos una fina selección de las frases, actitudes y costumbres que son capaces de hacernos brillas en cualquier rincón del mundo.

 “¿Cachai o no?”

Es mucho más que una forma criolla de decir “¿entiendes?”. El ‘cachai’ es el final perfecto para reafirmar cualquier oración y, al ser inventada por los chilenos, basta con escucharla de refilón para saber que no estamos solos. Imposible que no se te acelere el corazón cuando la oyes en algún recóndito lugar del mundo.

Las chalas Zico

Reaparecieron en nuestras vidas gracias a la magia de internet y, desde entonces, se han convertido en la opción más cómoda para el verano. Se pueden conseguir en cualquier feria y son buenas, bonitas y baratas, todo lo que el chileno puede pedir. Si ves una en el extranjero, te encontraste con uno de los nuestros.

Chalas Zico

Infaltables. Foto por @ChalasZicoOfisial

“¡Buena hueón!”

Ni el “perrito”, “compadre” o “master” podrían superarlo. El “¡buena, hueón!” es el saludo más transversal entre los compatriotas chilenos, y equivale a un “hola, amigo” en cualquier lugar del mundo. Es una palabra 100% nacional, así que cada vez que la escuches fuera de Chile significa que tienes un nuevo grupo de amigos (hueones) con los que interactuar.

Palta con todo

Probablemente el 99% de los chilenos se declare adicto a este manjar de los dioses. Y eso es porque la palta va con todo (y lo arregla todo): arroz con palta, apio con palta, pan con palta, atún con palta y un largo etcétera. Por muy cara que sea en otros países, el chileno igual la va a comprar. Porque podríamos vivir sólo de ella, y no es broma.

Pan con palta

Básico: pan con palta

Estay, compray, pagay…

Somos tan ingeniosos, que decidimos cambiar todas las “eses” finales de un verbo por una “y”. En cualquier país de Latinoamérica ya somos reconocidos por nuestro mal uso del lenguaje, así que no te sorprendas si cuando te pregunten de dónde eres y respondas que de Chile, te suban al columpio con un “¿cómo estay?”.

“¡Aaaaaal seeeeeco, aaaaaal seeeeeeco!”

Cuando llega la hora de carretear, el chileno destaca por sobre todos. Algunos dirán que se ponen locos y otros que dejan la vida en las fiestas. Y es cierto; el chileno aprovecha la noche como nadie lo sabe hacer y siempre se tomará al menos un vaso al seco. ¿Qué es eso? Tomarse todo el contenido del trago de una sola vez. No es la forma más agradable de beber, pero todo sea por Chile.

Brindis con cerveza

En todos los carretes al menos un trago será al seco

Po

Esta es nuestra muletilla por excelencia. ¿A quién se le ocurrió poner un “po” después de cualquier frase? Nadie sabe, pero lo cierto es que los chilenos finalizamos muchas oraciones con esta “palabra” que, aunque nadie sabe qué significa, probablemente sean un “pues” abreviado.

70/30

Aunque no lo crean, tomar al seco no es lo que más impresiona. El chileno suele tomar como si el mundo se fuera a acabar. Por lo mismo, hay que aprovechar y echarle la mayor cantidad de trago al combinado, ojalá 70% de alcohol y 30% de bebida, dando origen a los afamados “tecitos”. Si ves algún trago así, hay grandes posibilidades de que Chile esté presente en la fiesta. ¡Salú!

Piscola

70% pisco, 30% bebida / Foto por @piscoladechile

Siempre ahorrativo

El chileno es inteligente a la hora de ahorrar, sobre todo si está en el extranjero. La forma más fácil de darse cuenta de eso es ver cómo reutiliza todo lo que sirva o pueda seguir siendo útil en el corto plazo. Botellas de agua o bebida, envases de cualquier cosa, condimentos que sobren en algún restaurant, vasos, bolsos o toallas, todo sirve. Si ves a una persona que acumula este tipo de cosas, chileno.

Buenos para la talla

Si podemos inflar el pecho por algo, es por nuestro sentido del humor. Siempre hay un chileno atento a cualquier detalle que pueda terminar en risas. Cuando estés fuera de Chile y veas a una persona que “no deja pasar una”, y que está “ojo al charqui” esperando el momento preciso para actuar y hacer reír a todos, ten la confianza de que es un compatriota, sobre todo si su humor es más bien ridiculizante.

Más rápido que chileno bueno pa la talla

Más rápido que chileno bueno pa la talla

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Lugar:

Chile

Intereses:

Gente

Comentarios