9 consejos para considerar si harás el Working Holiday Australia

 

Les preguntamos a dos viajeros que ya vivieron la experiencia cuáles son los mejores tips que todo backpacker debería tener en cuenta después de obtener la visa. Acá el resultado.

Llegar a vivir a un nuevo país no es fácil para nadie. Hay que buscar un lugar donde vivir, un trabajo estable y partir de cero con trámites que no teníamos en cuenta. En situaciones como esta, lo único que necesitamos es alguien que nos guíe y nos aconseje qué hacer.

Viajero

Al llegar a un nuevo país te sientes “como pollo en corral ajeno”

Si ya tienes la visa Working Holiday Australia, debes saber que las primeras semanas allá serán las más duras. Por eso, en Faro Travel les preguntamos a dos viajeros que ya vivieron la experiencia cuáles son los datos más importantes para tener en cuenta al enfrentarse a un cambio de vida como este.

¡Mira a continuación los tips que nos entregaron Benjamín Valenzuela y Francesca Munjin!

1. La peor época para llegar

No hay peor mes que diciembre, pues al ser verano todos los backpackers están buscando trabajo y las agencias colapsan. Además, la construcción cierra entre el 24 de diciembre y el 11 de enero, descartando una de las mejores fuentes laborales de los viajeros que llegan a Australia con esta visa.

2. ¿Qué hacer al principio?

La mejor opción para no gastar dinero es conseguir dónde quedarse a través de aplicaciones como Couchsurfing. Con hospedaje seguro, te sugerimos aceptar el trabajo que sea (legal, por supuesto), para que consigas un ingreso estable y puedas buscar un lugar para vivir permanentemente. Date una vuelta por el sitio web Gumtree, donde encontrarás todo tipo de datos, incluyendo piezas disponibles y ofertas de empleo; incluso podrás ofrecerte a ti mismo para trabajar.

Grumtree

En Grumtree encontrarás trabajos por categoría

3. Los trabajos ilegales

Este tipo de empleos puede parecer muy tentador, porque al no incluir contrato no te obliga a pagar el odiado impuesto. Sin embargo, no te entregan ningún tipo de seguridad, por ejemplo, si llegas a tener un accidente laboral. Así que si ya cuentas con la visa Working Holiday, mejor no arriesgarte con empresas poco serias.

4. Los trabajos más clásicos

Olvídate de encontrar trabajo en lo que estudiaste. Las típicas labores para los backpackers son de obrero en la construcción, personal de aseo, mesero, lavador de platos, ayudante de cocina, lavador de autos, mucama, picker en fábricas y allrounder en restaurantes.

5. Certificados para trabajar

Algunos trabajos exigen certificados para poder desarrollarse en ellos. Esto pasa, por ejemplo, en la construcción y los restaurantes, que requieren de un mínimo conocimiento en medidas de seguridad e higiene. Sin embargo, algunos se pueden obtener por internet, tras aprobar una pequeña capacitación.

Mujer trabajando en un restaurante

Atender cafés y restaurantes es uno de los trabajos más típicos

6. Los impuestos ¿se recuperan?

Lo quieras o no, en los trabajos con contrato estarás obligado a pagar un impuesto; lo bueno es que podrás recuperar ese dinero seis meses después de que hayas dejado el país. Para eso debes obtener tu tax file number (TFN), requisito que te pedirán en todos los trabajos legales, por lo que te conviene tramitarlo apenas llegues a través de este link.

Cuando comiences a trabajar, la empresas te pedirán rellenar un formulario, para lo cual debes considerar dos cosas:

– En la pregunta que indica si eres o no ciudadano australiano, responde que sí. De lo contrario, terminarás pagando más impuestos de la cuenta y no los recuperarás.

– A la pregunta “Do you want to claim your threeholg back?” también debes responder que sí.

7. ¿Dónde vivir?

Si no quieres gastar mucho dinero, descarta Sydney y enfócate en ciudades más pequeñas. En Melbourne, por ejemplo, hay mucha oferta laboral en cafés y restaurantes; Brisbane, por su parte, es una gran ciudad con harto que hacer.

Sydney

Definitivamente, Sydney es la ciudad más cara para vivir

8. La electricidad

Es muy probable que el enchufe de tu país no sea el mismo que el de Australia. Por eso, lo mejor será que te lleves una zapatilla con varias entradas, para así tener que comprar un solo adaptador.

9. Planes de telefonía

No compres el primer chip que se te cruce por el camino, porque puedes salir perdiendo. Para los planes de prepago, las compañías más convenientes son Optus y Vodafone.

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Lugar:

Australia

Comentarios